Busca en este blog

Translate

jueves, octubre 18, 2018

LIMPIEZA CON BRACKETS

CONSEJOS PARA LA LIMPIEZA CON BRACKETS

COMIDA

Deben evitarse alimentos duros, fibrosos y/o pegajosos durante todo el tratamiento para evitar roturas o descementado de los aparatos. 
Algunos ejemplos a evitar son: trozos de fuet, jamón curado, patatas fritas, cacahuetes, chiclets, caramelos, bocadillos de pan de barra comidos a mordiscos, lechuga cruda, zanahoria a mordiscos, morder bolígrafos, uñas, ... 
Así mismo, en lo posible se debe dejar de fumar pues evitará manchas en nuestros dientes e inflamación en nuestras encías.

LIMPIEZA

La higiene durante el tratamiento debe ser especialmente cuidadosa para evitar inflamaciones de encías y sangrado de las mismas.
Si no hay buena higiene nos podemos encontrar con caries, descalcificaciones y manchas permanentes en el esmalte1111111111111111111111111111111111111111111111111111111111 debidas a la acumulación de placa bacteriana en el mismo lugar durante largo tiempo.


Se recomienda:


  • Cepillado después de cada comida (mínimo 2 minutos).
  • Uso de cepillos interproximales, hilo dental, ...
  • Utilizar colutorio de flúor (0,05%) 1 vez al día durante 1 minuto.
  • Evitar comer o beber  entre horas, excepto agua.

Si usamos el cepillo manual, debemos colocarlo perpendicular a la superficie del diente y realizar un movimiento rotatorio (haciendo pequeños círculos).
Deberemos ir inclinando el cepillo para limpiar todas las superficies del diente.
Se debe complementar la higiene con el uso de otros instrumentos que nos ayudarán a limpiar las zona entre el arco y el diente donde no entra el cepillo.
De este modo el uso de cepillos interproximales serán de gran utilidad. 
Se deben usar como muestra el esquema, limpiando entre el arco y el diente. 
También existen otros dispositivos que funcionan como el hilo dental pero que llevan una parte dura que permite enhebrar y hacer que el hilo pase por donde deseemos (superfloss).                   
La presencia de alambres dificulta la limpieza ya que interrumpen la dirección del cepillo en su recorrido habitual desde la encía al diente.
Es muy importante la zona entre el brácket y la encía, dónde se acumulan gran cantidad de alimentos.
Se debe tener en cuenta que los cepillos se desgastarán más rápidamente, por lo que conviene cambiarlos cada mes y medio, o cuando sus cerdas comiencen a abrirse. 
Otro aparato que podría hacer la misma función sería el irrigador (lanza agua a presión para limpiar estas zones- Waterpick).
En niños hasta los 12 años, recomendamos que los padres o tutores, revisen el resultado de la higiene diaria, al menos durante los primeros días, hasta que el niño adquiera la habilidad necesaria.




Durante el tratamiento pueden aparecer llagas. 
En este caso se recomienda el uso de cera de ortodoncia, cuya función es amortiguar el roce de los aparatos sobre labios, carrillos o lengua.
Su uso consiste en la aplicación con los dedos de una bolita del tamaño adecuado sobre la parte del aparato que sobresale, para así minimizar la aparición de llaguitas.


USO DE CERA 

Podremos ayudar a la cicatrización manteniendo una correcta higiene, y aplicando productos específicos de venta en farmacias.
En caso de sensibilidad o dolor, síntomas que pueden aparecer durante los primeros días, se pueden tomar calmantes tipo Apiretal (Paracetamol).


                        
       



viernes, octubre 05, 2018

TRISMO O TRISMUS MANDIBULAR- Dificultad de abrir la boca

Significa ser incapaz de abrir la boca por completo.
Puede ser causada por problemas en el músculo, nervio o daño de las articulaciones.
La dificultad para abrir la boca es el signo principal del trismus pero los problemas con el habla y al tragar también pueden ocurrir en casos severos.
La gravedad de trismo depende de su causa.








Si caben 3 dedos en la boca entre los incisivos centrales se puede considerar que la apertura bucal es normal. Si caben menos que 3 dedos se considera que hay una limitación o dificultad para abrir la boca.
Su aparición puede darse lentamente de modo que muchos paciente no se dan cuenta hasta que su capacidad de apertura bucal es inferior a 20 milímetros.



 CAUSAS


  • Trauma (lesión) en la cara y/o la mandíbula.
  • Problemas con la articulación de la mandíbula (también conocida como la articulación temporomandibular, o ATM) - Esta es una de las causas más comunes de trismo.
  • Una cirugía
  • Un tumor en el área de la mandíbula (de tejido blando o hueso) (cáncer oral)
  • Dolor muscular local de apretar o rechinar los dientes (bruxismo)
  • Una inyección de anestesia local, si la aguja entra en el tejido muscular o un vaso sanguíneo y provoca una hemorragia interna.
  • La radioterapia en la cabeza y el cuello. Infección
  • Tétanos
  • Las enfermedades que afectan a todo el cuerpo, trastornos del sistema nervioso particularmente centrales o enfermedades autoinmunes como el lupus.

















La duración, depende principalmente de la causa que lo ha provocado, desde una semana a más tiempo.
Posibles síntomas, aunque puede salir de golpe o poco a poco.
  • Dolor
  • Hinchazón
  • Calor en la zona
  • Rojez en la zona
















TRATAMIENTO 


El tratamiento depende de la causa del trismo.
Los exámenes para diagnosticar la causa deben comenzar tan pronto como sea posible, para que no empeore.
Existen muchos dispositivos pueden ser utilizados para abrir la boca poco a poco.
Se suele aconsejarse es la realización de algunos ejercicios, varias veces al día.
En casos más graves, se pueden prescribir terapia física y relajantes musculares.
Un profesional de la salud debe evaluar cualquier episodio de trismo, sobre todo si es repentino. 
Si tiene problemas para abrir la boca, comuníquese con su médico o dentista. Los especialistas en dolor orofacial (boca y la cara) están específicamente capacitados para diagnosticar y tratar este problema.

  • Masajes antinflamatorios
  • Usar calor en la zona ( ojo no quemarse) y alternar con frío.

  • Relajarse
  • Tomar antiinflamatorios y relajantes musculares
  • Consumir Magnesio ;almendras, semillas de linaza, aguacate, nueces de Brasil, avena, yogur, maíz, semilla de sandía, espinacas, calabaza, sésamo, cacahuetes, anacardos, pasas, plátanos, manzanas, judías, pepino, apio, pimiento , el brócoli, la papaya y el trigo. Las mujeres adultas necesitan tomar 320 mg de magnesio por día, mientras que los hombres necesitan 420 mg.
  • Ingesta de calcio y agua.