Busca en este blog

Translate

domingo, octubre 18, 2020

AUMENTO DE LAS PERSONAS CON DOLOR EN LA ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR (ATM)

El jefe del servicio de cirugía oral y maxilofacial del Hospital Quironsalud Barcelona, Javier González Lagunas, ha alertado del aumento de personas que acuden a las consultas por dolor de la articulación temporomandibular (ATM).
Se trata de un conjunto de patologías que suelen presentar síntomas comunes como, por ejemplo, dolor o molestia al masticar o bostezar, sonidos o crujidos al abrir o cerrar la boca, limitación y dificultades para abrir de la boca, dolores de cabeza, de oído o bloqueo de la mandíbula, entre otros.



De hecho, según ha asegurado el experto, cerca de un 33 por ciento de la población ha tenido algún síntoma en algún momento de su vida, pero en muchos casos, sin ser consciente de la dolencia que se padece. Además suele afectar con mucha más frecuencia a las mujeres y en España el 5 por ciento de la población requieren tratamiento, aunque menos del 1 por ciento lo solicita.

"NO SE DIAGNOSTICAN CORRECTAMENTE"

"Con frecuencia las enfermedades de la ATM no se diagnostican correctamente y su tratamiento está mal planteado. Aunque suelen precisar de un abordaje multidisciplinario, es habitual que el tratamiento se limite a una férula, independientemente del diagnóstico de cada paciente", ha explicado González Lagunas.

Además de las enfermedades que afectan a todas las articulaciones (artrosis, artritis, fracturas o tumores), en la ATM aparece con frecuencia una disfunción. Algunas de las causas más comunes para esta afección pueden ser el estrés, el bruxismo, oclusiones incorrectas, o malas posturas de la cabeza y el cuello.

Entre las opciones terapéuticas disponibles encontramos procedimientos mínimamente invasivos como es la artrocentesis (lavado de la articulación). El tratamiento del trastorno interno de la ATM con un lavado de la articulación y la posterior infiltración de plasma rico en factores de crecimiento (PRGF) reduce significativamente el dolor de los pacientes y mejora la capacidad funcional de las articulaciones.


22.02.16 | 14:44h. EUROPA PRESS | MADRID

martes, septiembre 29, 2020

QUE ES UNA ENDODONCIA

La endodoncia, es el tratamiento de conductos radiculares, esto corresponde a toda terapia que es practicada en el complejo dentino-pulpar de un diente. 

La terapia endodóntica consiste en la extirpación parcial (pulpotomías en dientes temporales- de leche) o la extirpación total de la pulpa dental (nervio-arteria-vena).
La pulpa es el tejido blando interno del diente y que ocupa desde la corona hasta la raíz, conteniendo los vasos sanguíneos y los nervios.
Una vez limpios y desinfectados los conductos, cuando el tratamiento de endodoncia finaliza, se deja una pasta provisional, para luego restaurar la pieza dental, con perno, corona, incrustación, resina…., según la parte del diente que queda y la resistencia con la que cuenta.
Los dientes que han sido endodonciados, se quedan más frágiles (al no estar “vivos”). 
Cuando una caries, fractura o infección llegan a nervio, es la primera opción para conservar el diente en boca.


Logramos mantener la apariencia y funcionalidad de tu diente,  a pesar de los daños sufridos por este.
Existen varios mitos cerca de este tratamiento, por ejemplo, que es un procedimiento bastante doloroso, pero en realidad no es así.
Entre los síntomas más comunes para realizar la endodoncia te podemos mencionar:
  • Un gran dolor cuando masticas o cuando ejerces presión sobre el diente.
  • Enrojecimiento e hinchazón en la encía que rodea el diente.
  • Molestias cuando la zona del diente entra en contacto con el calor o el frío.
  • Decoloración de los dientes.
  • Un grano en la encía, aparece cuando hay una fistula.

Gracias a la endodoncia además de calmar y solucionar con los problemas que tienen los dientes con grandes caries o muy infectados, los conservamos.




martes, septiembre 15, 2020

LA IMPORTANCIA DE MANTENER LOS DIENTES DE LECHE

No todo se arregla con extracción


Hay que tener en cuenta que los dientes de leche son tan importantes como los permanentes.


Los dientes de leche aproximadamente, comienzan a salir desde los cuatro a los siete meses de edad, estarán todos en boca a los tres años.
Suelen caerse en el mismo orden que salieron.
Su perdida prematura se debe a caries, accidentes o fármacos.

Su función en la boca:
Ayudan a consumir alimentos, a un correcto desarrollo del lenguaje.
Colaboran al desarrollo de la mandíbula y de los huesos de la cara.
Son guías de erupción para los dientes permanentes.

Que ocurre si se pierden antes:
Puede causar malposición de la dentadura permanente.
Impide la correcta erupción de los dientes definitivos.
Altera el correcto desarrollo de los huesos de la cara.

UN DIENTE DE LECHE CON CARIES PUEDE CONTAGIAR AL DIENTE DEFINITIVO