Busca en este blog

Translate

lunes, julio 01, 2019

TRUCOS PARA QUE LOS MAS PEQUEÑOS SE LAVEN LOS DIENTES

Que los niños quieran lavarse los dientes por iniciativa propia es como un sueño, pocos son “colaboradores” a la hora de cepillarse los dientes.
Cepillarnos juntos los dientes, delante del espejo
Es bueno que se vea mientras se lava los dientes, ¡y que se los lave contigo! A los niños les gusta hacer cosas con sus padres y hermanos, así que el cepillado en familia es una gran idea. Para alzarle y que se vea a tu lado en el espejo puedes usar un taburete o una silla.

Imitando a los mayores
Los niños aprenden por imitación, por eso, una de las claves para que nuestro hijo quiera lavarse los dientes, será que vea que nosotros también lo hacemos.
Convertirlo en un juego
Hay que intentar convertir el momento de cepillar los dientes en parte de una rutina divertida. El juego es la mejor herramienta para motivar a los niños, en particular cuando sienten que algo es aburrido.
Hacer una carrera para llegar al baño, por ejemplo, o jugar al “espejo” y que tenga que imitar tus movimientos a la perfección puede funcionar.
Los cuentos también pueden ser de gran ayuda para motivarles, usando elementos del cepillado de dientes o cosas que les gusta hacer.
¿Qué tal si le ponemos nombre a cada diente a medida de que los cepillamos? Así no nos dejaremos ninguno.
¿Y si ellos nos ayudan a cepillar nuestros dientes? De igual forma que nosotros les ayudamos a ellos, los niños se sentirán muy orgullosos de ayudarnos a nosotros, y será además algo divertido de hacer juntos.


Para los más impacientes una buena idea es usar un cronómetro o un reloj de arena, así lograremos llamar su atención y… hipnotizarlos un poco.
Lavarse los dientes significa ganarse el derecho a escupir… la parte favorita de un niño durante esta tarea, ¿y si solo le dejamos escupir cuando se lava los dientes?
La Oca de los dientes
Cada mes podéis hacer un tablero como el de la Oca, con casillas premiadas. Cada día que se lave los dientes correctamente avanzará una casilla y podrá llegar a las que tienen premio. ¿Peli en familia? ¿1 € para la hucha? Tú decides las recompensas que le das.
Existen diferentes aplicaciones para cepillarse los dientes: Aplicaciones
Felicítale cuando lo haga bien
Le hará sentir muy orgulloso. Tu admiración y tu aprobación es algo que necesita.
Déjale elegir su cepillo y la pasta de dientes
Si le gusta su cepillo de dientes, si tiene formas y colores divertidos, aumentará su interés por lavarse los dientes. ¡Y si lo ha elegido él más todavía! Cuando vayáis a comprarlo ten en cuenta que el tamaño sea apropiado para su edad y que las cerdas sean suaves. La pasta de dientes es otro factor de éxito, escoged un sabor que le guste, pero que no contenga azúcares ni flúor y tampoco sea demasiado dulce, para que no tenga la tentación de comérsela.
Explícale por qué es importante
Con la Familia Dientitos  por ejemplo y sus súper enemigos las caries. Para que conozcan la importancia que tiene lavarse los dientes, nada mejor que explicarles que hay unos bichos malos a los que hay que echar de nuestra boca, barriendo bien con el cepillo.
El revelador de placa
¿Sabías que esto existe? Es un producto que, cuando se aplica, colorea la placa bacteriana… imagínate a tu hijo, ¿le gustaría, a que sí?
Un poco de música
Ponles su canción favorita mientras se lavan los dientes, se les pasará el tiempo rápidamente y no se darán cuenta de que ya han terminado de cepillarse y tienen la boca súper limpia antes de que la canción llegue al final.



martes, junio 18, 2019

DEPORTE Y CARIES

Estos problemas pueden extrapolarse a cualquier persona que practique deporte de forma intensa, sin necesidad de ser de alta competición.


Según publica Dentaid en su magazine digital, las personas que practican deporte con regularidad tienen más problemas de caries, pero, ¿Por qué?
Existen diversos factores:
1. La nutrición 
Es frecuente adaptar la dieta al ejercicio físico que se realiza. 
Esto puede implicar, en determinados deportes, un aumento de la ingesta de carbohidratos, que convertidos en glucosa se metabolizan en ácidos que atacan al esmalte provocando la caries.
2. El consumo de bebidas y geles isotónicos
Su alto contenido en hidratos de carbono junto con su acidez las convierte en un agente nocivo para el esmalte.
3. La deshidratación
La deshidratación provoca una disminución del flujo salival que implica la pérdida de las propiedades protectoras de la saliva
La saliva es el principal agente para protegernos de la caries.
4. Sequedad bucal
Al hacer deporte, nuestra respiración bucal aumenta. Esto produce sequedad en la boca y nula o escasa producción de saliva.
5. El estrés en deportistas de élite 
Algunos deportistas de élite en competición están sometidos a altas cargas de estrés que desembocan en tensión mandibular o bruxismo, es decir, aprietan en exceso los dientes superiores sobre los inferiores o los rechinemos. 
El bruxismo provoca un desgaste del esmalte que puede favorecer la aparición de caries, además de dolor muscular.
6. Otros factores
En los deportes acuáticos el contacto continuo del agua de la piscina con los dientes puede erosionar el esmalte.
Llegados a este punto, tranquilos, no contengáis ese mágico entusiasmo por calzaros las zapatillas y sentir a diario el contacto con el asfalto. 
La caries se puede prevenir siguiendo unos buenos hábitos y una higiene bucal apropiada.

1. Menos bebidas isotónicas. Reduce la ingesta de carbohidratos y limita el consumo de bebidas isotónicas.
2. Hidratación. Bebe abundante agua durante todo el día y, especialmente, durante la práctica deportiva.
3. Higiene bucal diaria. Cepíllate los dientes al menos dos veces al día.
4. Visita regularmente a tu dentista. Conociendo que existe un mayor índice de caries y otras afecciones de la boca en deportistas, recomendamos que acudas a tu dentista para una revisión y limpieza bucal al menos una vez al año.



FUENTE; Dentaid

lunes, junio 03, 2019

GINGIVECTOMÍA

La gingivectomía es un tipo de cirugía, este tratamiento se lleva a cabo:
  • Para cambiar el tamaño o forma de los tejidos blandos (encía) cortando parte de los mismos.
  • Cuando el tejido de las encías está enfermo o dañado.
  • Por temas estéticos (para reducir el tamaño de la encía).
  • Casos hiperplasia o aumento de tamaño.
  • Porque la encía tenga fibrosis.
  • Para tener un mejor acceso en otros tratamientos y en bolsas supraoseas.




Cualquier persona puede someterse a una gingivectomía “exceptuando a pacientes con problemas de coagulación o con problemas con antibióticos”.
Para llevarlo a cabo, se delimita la profundidad de la bolsa periodontal, señalan la zona donde se va a realizar el corte y proceden al mismo, eliminando la encía sobrante. Una vez hecho esto se suavizan los tejidos blandos con un instrumento rotativo y por último se protege la zona intervenida con material adecuado para evitar posibles problemas posteriores.
Después de la gingivectomía, se puede llegar a un estado de normalidad en un mes.