Busca en este blog

Translate

lunes, septiembre 17, 2018

GLÁNDULA SALIVAL

Tenemos  sobre 800 glándulas menores o salivales, están situadas bajo la mucosa que recubre los labios superiores, las mejillas superiores, el paladar, la región posterior de la garganta y de la lengua, la faringe y los senos nasales.





Además de tres pares de glándulas de mayor tamaño (mayores);

Glándulas parótidas: se ubican en la parte superior de cada mejilla y en la proximidad de la oreja y la saliva que produce se libera en cerca de los molares superiores.

Glándulas submandibulares: liberan la saliva detrás de los incisivos inferiores y están situadas en el suelo de la boca.

Glándulas sublinguales: están detrás de la lengua.


Las glándulas salivales también pueden sufrir alteraciones de su funcionamiento y trastornos específicos:

Sialolitiasis: formación de pequeños cálculos, localizados en el interior de la glándula u obstruyendo el conducto salival.
Cursan con inflamación y dolor y pueden generar una infección.

Sialadenosis: se caracteriza por un aumento del tamaño de una glándula salival.

Sialadenitis: es una infección bacteriana.

Infecciones víricas: como las paperas,  a veces las infecciones virales se alojan en las glándulas salivales, lo que causa inflamación en la cara, dolor y dificultad para comer.
Los primeros síntomas podrían incluir fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor articular (en las articulaciones), poco apetito y malestar general.
Estos síntomas están seguidos de inflamación en las glándulas parótidas usualmente en ambos lados de la cara, en las mejillas y debajo de las orejas, y dificultad para abrir la boca.

Quistes: son pequeños sacos de pus.

Tumores: aparecen habitualmente en adultos y se manifiestan como una inflamación, que puede ser dolorosa, en cualquier localización de la cavidad oral. 

Síndrome de Sjögren: es una alteración del sistema inmunológico que hace que éste ataque a las glándulas salivales y lagrimales.

lunes, septiembre 03, 2018

CLASES DE ORTODONCIA


La ortodoncia es una especialidad de la Odontología que se encarga de todo estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales; siendo su ejercicio el arte de prevenir, diagnosticar y corregir sus posibles alteraciones y mantenerlas dentro de un estado óptimo de salud y armonía, mediante el uso y control de diferentes tipos de fuerzas.

No hay edad para la ortodoncia, aunque es recomendable entre los 8 y 9 años detectar si hay algún problema para ser más preventivos y si fuera necesario iniciar un tratamiento menos invasivo, costoso y de corta duración.

Ortodoncia convencional (brackets metálicos)
La seguridad de la ortodoncia tradicional de brackets metálicos pegados a los dientes.




Ortodoncia autoligable (brackets sistema Damon)

Brackets sin ligaduras (autoligables), más pequeños y rápidos que los convencionales.
Ortodoncia-sistema-Damon



Ortodoncia estética (brackets cerámicos )
Los brackets estéticos son brackets fabricados con cerámica consiguiendo un acabado natural.


A la izquierda brackets metálicos convencionales, a la derecha brackets estéticos


Ortodoncia lingual (brackets internos-siyuados en la parte trasera-no visible del diente)
Los brackets linguales se fabrican a medida para cada paciente y para cada uno de los dientes. Con este sistema los demás no ven nuestra ortodoncia.




Ortodoncia invisible (férulas invisibles)
La ortodoncia Invisalign es el tratamiento de ortodoncia más estético. Consiste varios  juegos de ferúlas transparentes, que tu dentista va variando a lo largo del tratamiento.
Ortodoncia-Invisalign










miércoles, agosto 01, 2018

INJERTO DE ENCÍAS


Un injerto de encía está indicado en aquellos casos en que los dientes muestran la raíz a causa de encías retraídas.
El Injerto consiste en una interveción quirúrgica con anestesia local.
Se utilizan técnicas de microcirugía, en la mayor parte de los casos, tomamos encía del paladar para posteriormente injertarla en la zona donde vamos a cubrir la raíz.
El cubrimiento de la raíz consigue múltiples objetivos:
·       Proteger el diente con encía nueva adherida que le aísla del exterior.
·       Previene que la retracción de la encía se haga más pronunciada.
·       Reduce o elimina el exceso de sensibilidad.
·       Reduce la susceptibilidad a la caries.
·       Mejora la apariencia estética.



Recesión encía en incisivo inferior
Injerto realizado 









Ejemplo de injerto de encía libre en incisivos inferiores


jueves, julio 19, 2018

GINGIVECTOMÍA

La gingivectomía es un tipo de cirugía, este tratamiento se lleva a cabo:
  • Para cambiar el tamaño o forma de los tejidos blandos (encía) cortando parte de los mismos.
  • Cuando el tejido de las encías está enfermo o dañado.
  • Por temas estéticos (para reducir el tamaño de la encía).
  • Casos hiperplasia o aumento de tamaño.
  • Porque la encía tenga fibrosis.
  • Para tener un mejor acceso en otros tratamientos y en bolsas supraoseas.




Cualquier persona puede someterse a una gingivectomía “exceptuando a pacientes con problemas de coagulación o con problemas con antibióticos”.
Para llevarlo a cabo, se delimita la profundidad de la bolsa periodontal, señalan la zona donde se va a realizar el corte y proceden al mismo, eliminando la encía sobrante. Una vez hecho esto se suavizan los tejidos blandos con un instrumento rotativo y por último se protege la zona intervenida con material adecuado para evitar posibles problemas posteriores.
Después de la gingivectomía, se puede llegar a un estado de normalidad en un mes.




miércoles, julio 04, 2018

AGENESIA DENTAL


La palabra agenesia viene del griego agennesia y significa; a (sin) y genesis (origen o nacimiento).
La agenesia dental es la falta de un diente que nunca ha nacido.
Es un problema más frecuente de lo que creemos y puede aparecer tanto en los dientes de leche como en los definitivos o en ambos.

Agenesia de el lateral derecho

Pueden faltar entre uno a seis dientes a eso se le llama agenesia puntual, en mayor medida suele ocurrir en los incisivos laterales superiores y en los premolares inferiores.
Cuando faltan más de seis dientes o alguna otra anomalía, se llama agenesia múltiple.
La agenesia dental es hereditaria.
Cuando la agenesia ocurre en los dientes de leche se detecta fácilmente porque los dientes simplemente no salen.
En los dientes definitivos se diagnostica mediante una radiografía.
Podemos sospechar de una agenesia de los dientes definitivos porque los de leche estén tardando mucho tiempo en caerse.
Aunque tengamos en cuenta que el hecho de que los dientes de leche no se caigan no quiere decir que no haya otro diente esperando, por eso es importante el diagnóstico correcto para enfocar adecuadamente el tratamiento.
El tratamiento a seguir dependerá del diente que falte y del tipo de mordida.
En la mayoría de los casos se optaremos por mantener el diente de leche el mayor tiempo posible y en caso de perderse usaríamos  un aparato llamado mantenedor del espacio, hasta  el momento adecuado para la colocación de un implante o puente que sustituya al diente ausente.
En determinados tipos de maloclusiones o si el apiñamiento dental es grande, la mejor opción puede ser extraer el diente de leche y colocar ortodoncia para alinear el resto de las piezas.
El tratamiento de la agenesia requiere de especialistas en varios campos de la odontología. Necesitaremos expertos en ortodoncia, implantología y estética.

martes, junio 12, 2018

MEDICACIÓN Y CARIES


Hay que tener en cuenta cuando consumimos o damos medicación que algunos medicamentos alteran nuestra salud dental, principalmente por dos motivos:

  • Por el contenido en azúcar (sacarosa, dextrosa, fructosa...etc ) .
  • Por los efectos secundarios que acarrean algunos medicamentos utilizados, por ejemplo para el asma, debido a la alteración en la saliva .

El Dalsy,  o el Polaramine (medicación infantil), son algunos de los medicamentos que contienen azúcar.
Se presentan en jarabe, gotas o suspensión y para hacerlo más agradable al gusto, los endulzan generalmente con alguna de estas sustancias, grandes amigas de las bacterias de la boca que ocasionan la caries.
En el caso de enfermedades con infecciones respiratorias como el asma o la rinitis alérgica, se nos presenta la utilización de inhaladores o de medicamentos que disminuyen la cantidad de saliva y por tanto hacen que descienda el Ph en la boca.
Hay medicamentos como los antidepresivos, antipsicóticos, ansiolíticos etc, que pueden acarrear que se seque la boca (xerostomía), favoreceindo la aparición de problemas como enfermedad periodontal, halitosis o caries entre otros.

Consejos:

Cepillarse los dientes después de tomar el medicamento, si no es posible enjuagarse con agua.
Tomar la medicación ( si se puede) durante el día, Evitando en la medida de lo posible, administrar la medicación entre horas o antes de irse a la cama o durante la noche.
En el caso de los inhaladores, enjuagarse con agua después de utilizarlo.
Se recomienda beber mucha agua, para mantener la cavidad bucal hidratada.
Lo ideal sería optar por los comprimidos o cápsulas.
Pedir, en la medida de lo posible, medicamentos sin azúcar.


medicamentos y caries








jueves, mayo 31, 2018

QUE ES LA ONICOFAGIA


La onicofagia es un hábito compulsivo  que se desarrolla por nervios, timidez o aburrimiento, para manejar sensaciones de ansiedad, pensamientos, inquietud o bien, podría ayudar a estas personas a manejar su insatisfacción o irritación.
Manifestando estas emociones mordiendose las uñas.
La palabra “se deriva de dos palabras griegas: onyx (“uña”) y phagein (“comer”) .


Para muchas personas es una herramienta para canalizar sensaciones, aunque sea de forma inconsciente.
Se puede conseguir abandonar este hábito, con esfuerzo y algunas pautas.
Tiene consecuencias importantes en nuestra salud bucal, imagen social.

Consejos para dejar de hacerlo:

Voluntad, motivación, no importa que fallemos, que cometamos errores o que pasemos 
en verano entero sin modernos las uñas y al volver al trabajo volvamos al hábito.
Todos los finales son nuevos principios. 
¿Qué hiciste mal la última vez? ¿Dónde estuvo el error? 
Recuerda la sensación de conseguirlo y empieza de nuevo.
En el momento en que tomes la decisión escribe un mensaje positivo para ti, algo que tenga significado y ponlo en un sitio visible. 

Ser consciente
Esto prepara el cerebro y le entrena para detectar los momentos de peligro. 
Primero registra los momentos de morder las uñas. 
Cuando domines ese punto anota las veces que te llevas las manos a la boca (sin morder). Al final el ejercicio solo consistirá en darte cuenta de cuándo piensas en ello. 

Momento adecuado, no cuando tengas un examen o reunión importante…

Una serie de ejercicios prácticos son llevarse la mano a la boca y dejarla a 5 cm. aguantando las sensaciones o morderse un dedo y aguantar 20 segundos.
Si se hace de una forma consciente y como entrenamiento poco a poco nos acostumbraremos a ello y será más fácil identificar las sensaciones que preceden al acto que queremos evitar, mordernos las uñas.

Tener alternativas para ocupar la boca y las manos, por ejemplo:
mascar chicle, jengibre o chupar regaliz, caramelos, etc.. 

Lavarse las manos, usar guantes, esmaltes, ponerse alguna tirita o incluso láminas invisibles evitará la acción. 
Tocar un llavero, una pelota pequeña, un bolígrafo, etc. 

jueves, mayo 17, 2018

DESINFECTAR EL CEPILLO DE DIENTES

Normalmente cuando terminamos de cepillarnos los dientes, aclaramos el cepillo debajo del agua y lo dejamos en su sitio para que se seque solo al aire.
Eso es correcto diariamente, aunque lo conveniente es desinfectar el cepillo una vez  a la semana, aquí os mostramos algunos:

Colocar Agua caliente y vinagre blanco en un vaso, sumergir el cepillo de dientes durante 2 horas aproximadamente, luego aclarar con agua fría y dejar secar.

Con vinagre y bicarbonato de sodio, vierte en un vaso dos cucharadas de vinagre blanco, más dos de bicarbonato de sodio. Mezcla bien e introduce el cepillo dentro.

Desinfectantes específicos, se puede utilizar una vez cada 15 días, los venden en farmacias y algunos grandes almacenes.

Usando Agua hirviendo durante dos minutos.

Otra forma de mantener tu cepillo de dientes limpio y desinfectado es utilizando tu colutorio habitual. Introduce el cepillo de dientes durante una hora en un recipiente con el colutorio que normalmente uses ( puede utilizarse colutorio con clorhexidina).




Consejos para mantener el cepillo de dientes
  • Debes enjuagarlo bien después de su uso. Retira los restos de pasta de dientes de entre los filamentos.
  • No lo tapes, déjalo secar al aire libre y de manera vertical
  • Evita el contacto con otros cepillos. No favorezcamos un “pása la bacteria”
  • Desinfecta tu cepillo una vez a la semana. 
  • Cambia tu cepillo cada 3 meses o antes si has estado enfermo o con un proceso vírico como por ejemplo con un herpes.
  • Y por supuesto, no compartas el cepillo de dientes.


miércoles, mayo 02, 2018

LA HIGIENISTA DENTAL


Cuando visitas al dentista, si te fijas, además del odontólogo, suele haber otro profesional, que le presta ayuda, es el higienista dental.
Los higienistas dentales son profesionales de la salud bucodental que asisten a los odontólogos en el gabinete y en la realización de los exámenes radiológicos.
Además, cumplen con importantes funciones de prevención y promoción de la salud bucodental.
Los higienistas son profesionales que han recibido una formación específica, son profesionales asistenciales y tienen unas funciones distintas a los auxiliares dentales, tales como la realización de higienes bucodentales, sellados de fisuras, fluorizaciones, educación sanitaria,tratamiento de enfermedades periodontales.
Se encargan de realizar tratamientos dentales de carácter reversible y preventivos en los pacientes del consultorio dental.
La primera higienista dental fue Irene Newman e históricamente vemos en ella los orígenes de esta profesión.



En 1906 el Dr. Fones preparó a Irene Newman, su asistente, enseñándola conceptos de odontología básicos y sus técnicas de limpieza y pulido, asignándola la competencia en la limpieza de la dentadura de los niños.

Este advertía constantemente, tanto a sus colegas como a sus pacientes, de la importancia de mantener sus bocas limpias, insistiendo que el 80% de todas las operaciones dentales podrían evitarse y la práctica odontológica se ocuparía en lo sucesivo de la salud y no de la enfermedad. 

Planteaba que la ayuda para estas tareas de limpieza sería de gran valor, surgiendo la necesidad de crear centros para su formación.

Fones consideraba inadecuada la denominación de “enfermera dental” (dental nurse), ya que quedaba relacionada con la enfermedad, mientras que para él la higienista estaba dedicada a la salud y a la prevención de la enfermedad, de ahí que el término que propuso fuera el de “dental hygienist” que todavía subsiste.

Fones imparte el primer curso de higiene dental  en su domicilio.
En los treinta años siguientes se abrieron catorce escuelas para higienistas dentales con programas acordes a las necesidades locales, de ahí que existiera gran variedad entre ellos centrando su interés en la clínica , en la educación y la prevención.

La primera asociación profesional se formó al salir la primera promoción bajo el impulso de Fones y fue la Connecticut Dental Hygienist’s Association de la que Irene Newman fue elegida su primera presidenta.
Se formaron varios comités para llevar adelante el trabajo de una asociación que abogaba por la educación del público en temas de prevención así como por la investigación para una mejor formación de las asociadas.








miércoles, abril 25, 2018

HIGIENE DENTAL

Para tener una buena salud es necesario, mantener una buena higiene bucodental.
Los dientes sanos permiten comer, hablar, tener buen aspecto y bienestar.

Para saber si tus dientes y encías están luzcan sanos, te recomendamos que:
Observes si tus dientes están limpios y no hay restos de alimentos.

Tus encías presentan un color rosado y no duelen o sangran durante el cepillado o el paso del hilo dental.

Tus dientes no se mueven o están separados.
El mal aliento no es un problema constante.
      Aconsejamos que te cepilles los dientes después de cada comida: por la mañana, después del almuerzo y por la noche (la más importante).

El tiempo que tienes que dedicar es de 30 segundos al menos a cada una de las zonas 
(dos partes superiores y dos inferiores), en total 2 minutos.
Además, es importante que limpies la lengua y las mejillas con el propio cepillo de dientes (para la lengua puedes usar un limpiador lingual) donde también se acumulan grandes cantidades de bacterias y desechos.
También es necesario utilizar complementos como el hilo dental, enjuague bucal, cepillo interdental (si se precisa) o irrigador bucal, los cuales te ayudaran más satisfactoriamente a completar una higiene correcta.






Para cepillarte necesitas:

      Cepillo de dientes: manual o eléctrico según prefieras o te recomiende tu dentista o higienista, de cerdas medias y filamentos redondeados, no ejerzas mucha presión, se trata de barrer el diente.Cambia tu cepillo cuando sea conveniente ( no más de 3 meses)
      Pasta de dientes: cantidad una lenteja, no es necesario más.
      Seda dental o cinta dental: hay con cera, mentoladas gruesas, finas.
      Enjuague bucal: no sustituye el cepillado.


domingo, abril 15, 2018

QUE OCURRE SI NO TE CEPILLAS LOS DIENTES EN UN AÑO

Según datos sobre la Salud Bucodental de los españoles, el 12% de los españoles no se cepilla a diario y un 2,3% no lo hace nunca.
A todos en alguna ocasión olvidamos u obviamos cepillarnos algún día, pero, hay personas que deciden abandonar esta práctica.

La salud de nuestra boca es mucho muy importante.
De hecho, según recientes estudios, el estado de nuestras encías podría indicar que estemos padeciendo determinadas enfermedades o fallos en nuestro organismo.
Los expertos se plantean qué ocurriría si no ponemos remedio a esta situación y nos pasamos una semana, un mes, un año o más sin lavarnos los dientes.
El odontólogo Mark S. Wolff da respuesta en 'Yahoo Health':

Un día sin cepillarte…

Si pasadas 24 horas no te cepillas, empieza a acumularse una fina capa de placa que actúa como depósito de bacterias en la parte exterior de tus dientes. 
Probablemente en un día apenas hay daño alguno, pero si no lo remediamos está crece y crece y a las 48 horas a los gérmenes y la suciedad se une el mal aliento.


Pasada una semana

Si tu dejadez se empieza a convertir en un hábito y dejas que tus dientes sigan ensuciándose mientras comes, bebes y duermes durante siete días, “la acumulación de placa en los dientes es cada vez más gruesa y empieza a oler”.
No sólo eso, durante esta primera semana de no cepillarnos empieza a desarrollarse la gingivitis, una enfermedad bucal frecuente que afecta a las encías inflamándolas e irritándolas, de tal forma que en estos primeros días, sólo con tocarnos la zona, podrían sangrarnos un poco.

Un mes después

Treinta días después de haber abortado por completo el plan de mantener una mínima higiene bucal, las bacterias que viven dentro de nuestra boca, comienzan su proceso de descomposición:
 “No sólo tendrás las encías muy inflamadas y enrojecidas, si además tomas alimentos azucarados, el riesgo de que se produzca una caries casi de inmediato se incrementa sin medida”, explica Wolff, quien además advierte que pasado el mes es cuando comienzan a aparecer puntos blancos en los dientes.



Al año

En el momento en que una persona ha pasado 365 días sin cepillarse, su saliva, sobre todo si continúa llevando una dieta alta en azúcar, se encarga de crear caries dentales.
La magnitud de los daños de este año sabático de higiene dental, varía en función de nuestra propia disposición genética y de los años que tengamos, ya que el cuerpo está más preparado para protegernos cuando somos más jóvenes.
Si alguien mayor de 50 años, deja de lavarse los dientes tendrá más problemas. Especialmente si esta persona está enferma o recibiendo algún tratamiento médico, su dentadura empezaría rápidamente a soltarse y comenzarían a caerse algunas piezas.


En consecuencia, aconsejamos cepillarse los dientes tres veces al día, no dejando el cepillado de la noche (ya que es el más importante), usar hilo dental o bien cepillos interproximales u irrigadores.

Hay que lavar y secar el cepillo después de cada uso.
El cepillo debe cambiarse aproximadamente cada tres meses si es manual y cada mes y medio si es eléctrico.











Fuente; El confidencial



domingo, abril 01, 2018

SUPLEMENTOS HERBALES

Algunas personas eligen utilizar diferentes suplementos herbales para cuidar su salud, en estos casos será muy importante comunicarlo.


Recuerda la importancia informarle siempre al dentista acerca de todo tipo de medicamentos o suplementos que se está tomando, aunque se trate de medicamentos naturales.
Todo lo que se vaya a ingerir, incluso las vitaminas, pueden generar alguna reacción determinada. 
Si el dentista desconoce los medicamentos o suplementos no sabrán como proteger a los pacientes de las consecuencias de determinadas sustancias.
Esto es muy importante si se está recibiendo un tratamiento odontológico o quirúrgico.
Muchos medicamentos considerados como tradicionales o convencionales (de venta libre o recetados) que se venden en todo el mundo derivan de las plantas, pero estos son diferentes a los medicamentos herbales. 
Los medicamentos herbales se basan en una sustancia química o un ingrediente activo que los fabricantes se encargan de sintetizar al desarrollar el medicamento.
Los mismos están elaborados con sustancias químicas naturales, que se sacan de una planta y se producen de manera original, a veces se llegan a combinar con otros extractos vegetales o se refinan.
Al refinarse un medicamento herbal se toma el extracto esencial de forma directa de la planta, de manera concentrada y luego se vuelve a agregar para crear un medicamento herbal original que será más fuerte.
Si bien a primera vista parecen medicamentos inocuos estos suplementos herbales, lo mismo que las vitaminas tomadas en suplementos pueden tener efectos secundarios en algunos pacientes. 



jueves, marzo 22, 2018

QUE ES UNA ENDODONCIA

La endodoncia, es el tratamiento de conductos radiculares, esto corresponde a toda terapia que es practicada en el complejo dentino-pulpar de un diente. 

La terapia endodóntica consiste en la extirpación parcial (pulpotomías en dientes temporales- de leche) o la extirpación total de la pulpa dental (nervio-arteria-vena).
La pulpa es el tejido blando interno del diente y que ocupa desde la corona hasta la raíz, conteniendo los vasos sanguíneos y los nervios.
Una vez limpios y desinfectados los conductos, cuando el tratamiento de endodoncia finaliza, se deja una pasta provisional, para luego restaurar la pieza dental, con perno, corona, incrustación, resina…., según la parte del diente que queda y la resistencia con la que cuenta.
Los dientes que han sido endodonciados, se quedan más frágiles (al no estar “vivos”). 
Cuando una caries, fractura o infección llegan a nervio, es la primera opción para conservar el diente en boca.


Logramos mantener la apariencia y funcionalidad de tu diente,  a pesar de los daños sufridos por este.
Existen varios mitos cerca de este tratamiento, por ejemplo, que es un procedimiento bastante doloroso, pero en realidad no es así.
Entre los síntomas más comunes para realizar la endodoncia te podemos mencionar:
  • Un gran dolor cuando masticas o cuando ejerces presión sobre el diente.
  • Enrojecimiento e hinchazón en la encía que rodea el diente.
  • Molestias cuando la zona del diente entra en contacto con el calor o el frío.
  • Decoloración de los dientes.
  • Un grano en la encía, aparece cuando hay una fistula.

Gracias a la endodoncia además de calmar y solucionar con los problemas que tienen los dientes con grandes caries o muy infectados, los conservamos.