Busca en este blog

Translate

jueves, febrero 27, 2020

LIMPIEZA CON BRACKETS

CONSEJOS PARA LA LIMPIEZA CON BRACKETS

COMIDA

Deben evitarse alimentos duros, fibrosos y/o pegajosos durante todo el tratamiento para evitar roturas o descementado de los aparatos. 
Algunos ejemplos a evitar son: trozos de fuet, jamón curado, patatas fritas, cacahuetes, chiclets, caramelos, bocadillos de pan de barra comidos a mordiscos, lechuga cruda, zanahoria a mordiscos, morder bolígrafos, uñas, ... 
Así mismo, en lo posible se debe dejar de fumar pues evitará manchas en nuestros dientes e inflamación en nuestras encías.

LIMPIEZA

La higiene durante el tratamiento debe ser especialmente cuidadosa para evitar inflamaciones de encías y sangrado de las mismas.
Si no hay buena higiene nos podemos encontrar con caries, descalcificaciones y manchas permanentes en el esmalte1111111111111111111111111111111111111111111111111111111111 debidas a la acumulación de placa bacteriana en el mismo lugar durante largo tiempo.


Se recomienda:


  • Cepillado después de cada comida (mínimo 2 minutos).
  • Uso de cepillos interproximales, hilo dental, ...
  • Utilizar colutorio de flúor (0,05%) 1 vez al día durante 1 minuto.
  • Evitar comer o beber  entre horas, excepto agua.

Si usamos el cepillo manual, debemos colocarlo perpendicular a la superficie del diente y realizar un movimiento rotatorio (haciendo pequeños círculos).
Deberemos ir inclinando el cepillo para limpiar todas las superficies del diente.
Se debe complementar la higiene con el uso de otros instrumentos que nos ayudarán a limpiar las zona entre el arco y el diente donde no entra el cepillo.
De este modo el uso de cepillos interproximales serán de gran utilidad. 
Se deben usar como muestra el esquema, limpiando entre el arco y el diente. 
También existen otros dispositivos que funcionan como el hilo dental pero que llevan una parte dura que permite enhebrar y hacer que el hilo pase por donde deseemos (superfloss).                   
La presencia de alambres dificulta la limpieza ya que interrumpen la dirección del cepillo en su recorrido habitual desde la encía al diente.
Es muy importante la zona entre el brácket y la encía, dónde se acumulan gran cantidad de alimentos.
Se debe tener en cuenta que los cepillos se desgastarán más rápidamente, por lo que conviene cambiarlos cada mes y medio, o cuando sus cerdas comiencen a abrirse. 
Otro aparato que podría hacer la misma función sería el irrigador (lanza agua a presión para limpiar estas zones- Waterpick).
En niños hasta los 12 años, recomendamos que los padres o tutores, revisen el resultado de la higiene diaria, al menos durante los primeros días, hasta que el niño adquiera la habilidad necesaria.




Durante el tratamiento pueden aparecer llagas. 
En este caso se recomienda el uso de cera de ortodoncia, cuya función es amortiguar el roce de los aparatos sobre labios, carrillos o lengua.
Su uso consiste en la aplicación con los dedos de una bolita del tamaño adecuado sobre la parte del aparato que sobresale, para así minimizar la aparición de llaguitas.


USO DE CERA 

Podremos ayudar a la cicatrización manteniendo una correcta higiene, y aplicando productos específicos de venta en farmacias.
En caso de sensibilidad o dolor, síntomas que pueden aparecer durante los primeros días, se pueden tomar calmantes tipo Apiretal (Paracetamol).


                        
       



martes, febrero 18, 2020

MANCHAS BLANCAS EN LOS DIENTES

A continuación os relatamos las posibles causas de la formación de este tipo de manchas.

Pueden ser causadas por enfermedades que pueden generar fiebre alta durante la formación de los dientes (dientes de leche)  y, por consiguiente, del esmalte. 
El esmalte dental comienza a formarse ocho meses después del nacimiento del bebé. 

Durante ese período, los niños pueden tener enfermedades como varicela, sarampión y rubeola, que se contraen por virus que producen fiebre muy alta e interrumpen la producción de calcio por un determinado tiempo. 
En ese momento, con todos los dientes en formación, pueden aparecer las manchitas blancas. 

El segundo tipo viene como consecuencia del fluór
El flúor es un mineral importante en la reducción de la prevalencia de las caries.
El exceso de flúor puede traer consigo una enfermedad llamada fluorosis, que implica una mala formación de calcio que, a su vez, resulta en manchas blancas en los dientes. 
Dependiendo del caso, el esmalte puede quedar poroso, inicialmente de color blanco. 
Las bebidas oscuras, el café, el té u otros productos que pigmentan mucho pueden ser absorbidos por el tejido de los dientes y oscurecer las manchas.  








El tercer tipo de manchas blancas en los dientes se produce debido a una caries inicial.
La caries desmineraliza el esmalte, que pierde el reflejo de luz y queda con un aspecto blanquecino. 
En este caso, se denominan lesiones blancas y son diferentes de los primeros dos casos de manchas. Las lesiones se ubican cerca de la encía ─a diferencia de las otras, que puedan estar en cualquier lugar de los dientes─, y poseen forma de medialuna. 

Por lo general afectan solo un diente, puesto que se forman a partir de un cepillado incorrecto. Las manchas pueden aparecer también en personas que utilizan aparatos de ortodoncia y tienen dificultad para higienizar la región de los brackets. 
Dado que no logran limpiar bien las zonas aledañas a los aparatos, se acumula placa y se forma una lesión de caries inicial que solo puede percibirse una vez que les sacan los aparatos. 



Tratamiento y prevención 
Tanto la fluorosis como las manchas originadas por fiebre alta se producen solamente durante la formación de los dientes, entre los ocho meses y los trece años.

Por su parte, las lesiones por caries pueden aparecer en cualquier momento de la vida. 
Dichas manchas pueden ser eliminadas con ácidos que remueven una capa fina y dejan la superficie lisa nuevamente. 

En casos más raros, cuando las manchas son profundas, los dientes pueden recubrirse con una resina compuesta del color del diente, que se pega con una especie de adhesivo. 

La vacunación puede prevenir las enfermedades virales que producen fiebre alta y, como consecuencia, el surgimiento de las manchas.
Para esto es importante que los responsables cumplan con el calendario de vacunación.

Por otra parte, evitar que los niños traguen pasta dental puede ayudar a prevenir la fluorosis. 

Lo que se recomienda es que la cantidad de crema dental que se pone en el cepillo de dientes no supere el tamaño de una uña de la mano del pequeño. 

La higienización bucal correcta puede evitar las lesiones de mancha blanca. 
Para quienes poseen aparatos de ortodoncia, los cuidados se duplican: cepillarse, por lo menos, dos minutos y diente por diente.



jueves, febrero 06, 2020

ENFERMEDADES DENTALES MÁS COMUNES


Placa bacteriana:
Es un grupo de bacterias que crecen unidas a una superficie formando una capa delgada, pegajosa, traslúcida y suave. El peligro es que a causa de esto se pueden producir caries.
Caries:
Es una enfermedad relacionada a la mala higiene, técnica de cepillado incorrecta, entre otras. Que ocasiona por la desmineralización de los dientes, fosas ó fisuras dentro del esmalte.
Los dientes también pueden picarse por el consumo de bebidas carbonatadas debido a los ácidos y azúcares.
Gingivitis:
Consiste en la inflamación y sangrado de las encías a raíz de una infección bacteriana.
Periodontitis:
Ocurre al destruirse el tejido que une el hueso con los dientes. Los dientes comienzan a soltarse debido a la inflamación de la encía. Pudiese ser considerada a grandes rasgos como Periodontitis leve, moderada y avanzada.
Esta es el más grave de las enfermedades periodontales y se conoce a veces como periodontitis crónica.

domingo, enero 26, 2020

AGENESIA DENTAL


La palabra agenesia viene del griego agennesia y significa; a (sin) y genesis (origen o nacimiento).
La agenesia dental es la falta de un diente que nunca ha nacido.
Es un problema más frecuente de lo que creemos y puede aparecer tanto en los dientes de leche como en los definitivos o en ambos.

Agenesia de el lateral derecho

Pueden faltar entre uno a seis dientes a eso se le llama agenesia puntual, en mayor medida suele ocurrir en los incisivos laterales superiores y en los premolares inferiores.
Cuando faltan más de seis dientes o alguna otra anomalía, se llama agenesia múltiple.
La agenesia dental es hereditaria.
Cuando la agenesia ocurre en los dientes de leche se detecta fácilmente porque los dientes simplemente no salen.
En los dientes definitivos se diagnostica mediante una radiografía.
Podemos sospechar de una agenesia de los dientes definitivos porque los de leche estén tardando mucho tiempo en caerse.
Aunque tengamos en cuenta que el hecho de que los dientes de leche no se caigan no quiere decir que no haya otro diente esperando, por eso es importante el diagnóstico correcto para enfocar adecuadamente el tratamiento.
El tratamiento a seguir dependerá del diente que falte y del tipo de mordida.
En la mayoría de los casos se optaremos por mantener el diente de leche el mayor tiempo posible y en caso de perderse usaríamos  un aparato llamado mantenedor del espacio, hasta  el momento adecuado para la colocación de un implante o puente que sustituya al diente ausente.
En determinados tipos de maloclusiones o si el apiñamiento dental es grande, la mejor opción puede ser extraer el diente de leche y colocar ortodoncia para alinear el resto de las piezas.
El tratamiento de la agenesia requiere de especialistas en varios campos de la odontología. Necesitaremos expertos en ortodoncia, implantología y estética.

domingo, enero 12, 2020

CONSECUENCIAS DE PERDER UN DIENTE, QUE HACER


Si un diente permanente se le cayó por completo, llame a su dentista inmediatamente y solicite una cita de urgencia.
Es muy importante llevar a la persona lesionada, y el diente, al dentista dentro de los 30 minutos posteriores al accidente ya que, de esta manera, puede ser posible reimplantarlo satisfactoriamente.
De ser posible, coloque suavemente el diente en su cavidad como medio de transporte.
De lo contrario, sumérjalo en leche, agua salada o saliva, en cantidad suficiente para cubrir el diente.
Si no dispone de ninguno de estos elementos, utilice simplemente agua. 

También puede colocar el diente entre la mejilla y la encía (a menos que el paciente sea un niño que pueda tragárselo).



Diente flojo
Si un diente está empujado hacia adentro o hacia afuera, intente devolverlo a su posición aplicando poca presión. 
No fuerce el diente en su cavidad.
Intente llevar a la persona lesionada al dentista lo antes posible. 
De camino a la clínica, estabilice y mantenga el diente en su lugar con una gasa humedecida.

Diente fracturado
Primero, enjuague la boca con agua tibia para mantenerla limpia. 
Es necesaria una atención dental inmediata. El tratamiento dependerá de la gravedad de la fractura y puede oscilar entre el pulido de un área fisurada, la unión con material del color del diente y hasta la colocación de una corona sobre el diente
De haberse dañado el nervio del diente, seguramente también será necesaria una endodoncia.

Lesión del tejido blando
La lengua, los labios y las mejillas pueden morderse, cortarse o punzarse. 
Si hay sangrado, aplique presión firme con una gasa o un paño limpio. 

Si el sangrado no se detiene en 15 minutos, llame a su dentista inmediatamente
De lo contrario, limpie el área con una gasa humedecida en agua tibia o con un paño limpio. Aplique una compresa fría sobre la lesión o el área inflamada y llame a su dentista para recibir más instrucciones.


CONSECUENCIAS DE UN DIENTE PERDIDO


Perdida de funcionalidad: al evitar morder con esa zona, recargando de fuerzas, otras zonas de la boca.
Perdida de estética.
Desarmonía en la oclusión: si tardamos en recuperar las pieza faltantes nuestros dientes se moverán de lugar agudizando es el problema estético-funcional y ocasionando dos nuevos problemas, el muscular rescontrando en trismus o contaminación y cerrándose el espacio disponible para ser colocado un nuevo diente.





viernes, enero 03, 2020

SONRIE

SONRIE