Busca en este blog

Translate

viernes, enero 19, 2018

BRUXISMO

Se denomina bruxismo a la actividad muscular mandibular repetitiva, caracterizada por apriete y rechinamiento dentario, esta regulado por el sistema nervioso central,principalmente, e influido por factores periféricos.

Puede ocurrir durante el sueño, indicado como bruxismo de sueño o durante la vigilia indicado como bruxismo despierto.


Es un hábito nocivo que se realiza de manera inconsciente o consciente, repetitiva e incontrolable por parte de los músculos de la masticación. 
Es mucho más que solo el desgaste que podemos observar en los dientes: de hecho, se asocia con dolor orofacial, cefaleas, trastornos del sueño, trastornos respiratorios durante el sueño como el síndrome de apnea e hipoapnea del sueño, trastornos del comportamiento o asociados al uso de fármacos.

Existen dos tipos :
El bruxismo céntrico, que hace referencia al hábito de apretar los dientes
El bruxismo excéntrico, causado por el apretamiento y frotamiento de los dientes.

Además, se ve influido por factores psicosociales y posturales, lo que indica que parafunciones oromandibulares, los trastornos temporomandibulares, la maloclusión, los altos niveles de ansiedad y de estrés, entre otros, podrían influir en la ocurrencia de bruxismo.  

Este hábito incontrolable puede darse en pacientes de todas las edades. 
La ocurrencia del bruxismo en edades tempranas presenta una serie de características. 
Una de las posibles causas del bruxismo infantil son las causas psicológicas. 
Entre este tipo de causas podemos encontrar las alteraciones del sueño del niño, trastornos de tensión emocional o estrés. 

También debemos tener en cuenta como posibles causas los dolores de cabeza, el crecimiento de nuevos dientes y la caída de los dientes de leche. 

















Bruxismo

En los casos más graves, es necesaria la colocación de una protección dental de resina o plástico, conocida como férula de descarga, para impedir la lesión permanente y afección de los dientes.


lunes, enero 08, 2018

TRISMO O TRISMUS MANDIBULAR- Dificultad de abrir la boca

Significa ser incapaz de abrir la boca por completo.
Puede ser causada por problemas en el músculo, nervio o daño de las articulaciones.
La dificultad para abrir la boca es el signo principal del trismus pero los problemas con el habla y al tragar también pueden ocurrir en casos severos.
La gravedad de trismo depende de su causa.








Si caben 3 dedos en la boca entre los incisivos centrales se puede considerar que la apertura bucal es normal. Si caben menos que 3 dedos se considera que hay una limitación o dificultad para abrir la boca.
Su aparición puede darse lentamente de modo que muchos paciente no se dan cuenta hasta que su capacidad de apertura bucal es inferior a 20 milímetros.



 CAUSAS


  • Trauma (lesión) en la cara y/o la mandíbula.
  • Problemas con la articulación de la mandíbula (también conocida como la articulación temporomandibular, o ATM) - Esta es una de las causas más comunes de trismo.
  • Una cirugía
  • Un tumor en el área de la mandíbula (de tejido blando o hueso) (cáncer oral)
  • Dolor muscular local de apretar o rechinar los dientes (bruxismo)
  • Una inyección de anestesia local, si la aguja entra en el tejido muscular o un vaso sanguíneo y provoca una hemorragia interna.
  • La radioterapia en la cabeza y el cuello. Infección
  • Tétanos
  • Las enfermedades que afectan a todo el cuerpo, trastornos del sistema nervioso particularmente centrales o enfermedades autoinmunes como el lupus.

















La duración, depende principalmente de la causa que lo ha provocado, desde una semana a más tiempo.
Posibles síntomas, aunque puede salir de golpe o poco a poco.
  • Dolor
  • Hinchazón
  • Calor en la zona
  • Rojez en la zona
















TRATAMIENTO 


El tratamiento depende de la causa del trismo.
Los exámenes para diagnosticar la causa deben comenzar tan pronto como sea posible, para que no empeore.
Existen muchos dispositivos pueden ser utilizados para abrir la boca poco a poco.
Se suele aconsejarse es la realización de algunos ejercicios, varias veces al día.
En casos más graves, se pueden prescribir terapia física y relajantes musculares.
Un profesional de la salud debe evaluar cualquier episodio de trismo, sobre todo si es repentino. 
Si tiene problemas para abrir la boca, comuníquese con su médico o dentista. Los especialistas en dolor orofacial (boca y la cara) están específicamente capacitados para diagnosticar y tratar este problema.

  • Masajes antinflamatorios
  • Usar calor en la zona ( ojo no quemarse) y alternar con frío.

  • Relajarse
  • Tomar antiinflamatorios y relajantes musculares
  • Consumir Magnesio ;almendras, semillas de linaza, aguacate, nueces de Brasil, avena, yogur, maíz, semilla de sandía, espinacas, calabaza, sésamo, cacahuetes, anacardos, pasas, plátanos, manzanas, judías, pepino, apio, pimiento , el brócoli, la papaya y el trigo. Las mujeres adultas necesitan tomar 320 mg de magnesio por día, mientras que los hombres necesitan 420 mg.
  • Ingesta de calcio y agua.