Busca en este blog

Translate

martes, septiembre 26, 2017

NEURALGIA DEL TRIGÉMINO


Representa uno de los cuadros sintomáticos más dolorosos. 
Se caracteriza por ser un dolor en el territorio de una o varias ramas del nervio trigémino. 
Una neuralgia es el dolor de un nervio. 
Supone una irritación, una incomodidad, una molestia muy fuerte en el territorio del nervio expresado. 
Este nervio da la sensibilidad de la cara, y tiene tres partes: una rama que iría a la frente y a los ojos; otra que iría hacia a la nariz y a la parte de arriba de la boca, a la arcada superior dentaria; y otra hacia la mandíbula.
Asimismo, indica que las tres ramas se pueden afectar de forma independiente o conjuntamente. 









Es fulgurante, muy intenso, suele respetar el sueño y responde de forma variable al tratamiento conservador. 
El dolor se desencadena al hablar y tragar, o moviendo la lengua, y suele cursar con periodos asintomáticos entre crisis.

Un porcentaje muy alto de los casos, el origen está en la compresión del ganglio de Gasser por la arteria que circula a ese nivel, precisando resolución quirúrgica.

A veces se puede tener el citado dolor a otro nivel, por ejemplo en la mandíbula, y debido a una intervención odontológica. No obstante, la mayor parte de las veces se trata de un dolor del que se desconoce su causa.
Hay casos que se han registrado por infecciones virales, sobre todo por el virus del herpes, sobre todo de tipo II, que cuando por ejemplo afecta al ojo es muy molesto.





Tratamiento;


1.- Coadyudantes o neuromoduladores, antidepresivos y antiepilépticos que disminuyen la capacidad de transmitir los impulsos de esos nervios. 

2.- Si con estas medidas no se consigue nada habrá que acudir a tratamientos intervencionistas con lidocaína intravenosa en dosis crecientes para ver si se consigue la misma acción.   

3.- Bloqueos analgésicos con medicación.   

4.- Procedimientos con radiofrecuencia.

5.- Colocar entre la arteria y la estructura nerviosa un fragmento de teflón que evitará esta irritación.

En la neuralgia de trigémino generalmente, y gracias a la cirugía, el paciente logra muchas veces quedarse sin dolor de forma indefinida. 

Aunque hay veces que cada cierto tiempo puede haber recaídas.

martes, septiembre 12, 2017

IMPORTANCIA DE UNA LIMPIEZA BUCAL ANUAL

La rutina diaria y todas nuestras obligaciones pueden provocar que demoremos visitas tan importantes como la de una limpieza dental anual. 
Una cita con el odontólogo, rápida e indolora, es imprescindible para la salud de nuestra boca, así como para mejorar la estética dental y lucir una bonita sonrisa.
Una limpieza dental (también conocida como profilaxis dental) es el procedimiento mediante el que se elimina el sarro y manchas que están en los dientes o debajo de las encías.
Suele durar entre 30 y 40 minutos y cumple una importante función en la salud bucodental como en la prevención de algunas enfermedades dentales y de las encías.



¿Cada cuánto tiempo hay que hacerse una limpieza dental?
Dependiendo de la higiene bucal de cada paciente, lo habitual es hacerse una revisión y limpieza bucal cada 6 meses o cada año.
¿La limpieza dental duele?
Dependiendo de la sensibilidad de las encías se puede notar mayor o menor molestia, pero nunca dolor.
¿Cómo se hace una limpieza dental profesional?
Generalmente, el procedimiento para realizar una limpieza dental profesional es el siguiente:
Se identifican ​las zonas más afectadas por placa bacteriana, sarro…
Se quita la placa bacteriana y el sarrose elimina de la superficie de los dientes y se eliminan las posibles manchas causadas por tabaco, té, vino, refrescos…, con un aparato de ultrasonidos o manualmente.
Se limpian las encías: la placa y el sarro introducidos bajo la encía suelen ser los responsables de las enfermedades  periodontales.
Realizar una limpieza dental es la mejor forma de prevenir enfermedades periodontales ya que, cuando se inflaman, la placa se acumula a niveles más altos.
En este paso puede puede producirse sangrado de las encías y resultar molesto según la sensibilidad de cada paciente.
Se pulen los dientesusando una pasta para mejorar la apariencia de la sonrisa.
Como parte de una limpieza, se pueden aplicar productos para lograr un tono más blanco en los dientes según el paciente. 
Se aplica un gel antiinflamatorio: se aplica un gel antiinflamatorio para las encías y se dan algunas instrucciones prácticas de cómo mantener una correcta higiene bucodental: cepillarse los dientes, usar hilo dental y colutorios…
Después de la limpieza sentirás tu boca en excelente estado.
Además los resultados se aprecian  nada más terminar el procedimiento.
Tanto si llevas una higiene dental regular como si hace tiempo que no vas al dentista, siempre es un buen momento para una limpieza dental profesional.